España 1256 - Ciudad de Mendoza

1° DE MAYO

Partido Justicialista de Mendoza

1° DE MAYO

Mensaje del presidente del Partido Justicialista de Mendoza
en ocasión de la celebración del Día Internacional de los Trabajadores

ANTE LA CRISIS, RENOVAMOS Y PROFUNDIZAMOS NUESTRO COMPROMISO CON EL PUEBLO TRABAJADOR

Año a año, el 1° de Mayo constituye una especial ocasión para que el peronismo renueve
y actualice su compromiso con el pueblo trabajador. Desde los orígenes del justicialismo,
los trabajadores y trabajadoras han ocupado un lugar central, no solo como destinatarios
de las políticas de justicia social sino también como protagonistas fundamentales en la
vida de nuestro movimiento. Es así como el movimiento nacional justicialista y el
movimiento obrero organizado han sostenido un fuerte y perdurable vínculo que debe ser
profundizado. El contexto actual de implementación de políticas neoliberales y
antipopulares por los gobiernos de Macri y Cornejo, y la caótica situación económica y
social provocada por esas políticas deben impulsarnos a poner en el centro de nuestras
preocupaciones y prioridades, como movimiento y como partido, a la dignificación del
trabajo y de los trabajadores y trabajadoras.

La prolongada y profunda  crisis que castiga a la actividad productiva de la provincia de
Mendoza,  solo ha traído desocupación, precarización, pobreza, desigualdad y mayor 
incertidumbre  a las familias mendocinas, afectando  especialmente  el futuro de  los más
jóvenes.

El brutal incremento del precio de los servicios públicos, de la canasta básica de alimentos, de los medicamentos, combustibles, del transporte público, de los alquileres,  de la educación y la salud, entre otros rubros, ha generado una aguda inflación que recortó el poder adquisitivo de los  sueldos y jubilaciones, sin que lleguen a cubrir hoy  las
necesidades básicas de los trabajadores y trabajadoras y sus  familias. 
El peronismo sostiene que gobernar es crear trabajo. Sin lugar a dudas, tal objetivo no se
logra  castigando a los  que generan con su trabajo la riqueza de la Nación, cerrando
fábricas y comercios, dañando  a la actividad agrícola y ganadera, comercial, industrial y
de servicios.

Resulta absolutamente preocupante la destrucción de puestos de trabajo y la
precarización laboral que provocan las políticas de ajuste y destrucción del aparato
productivo que se están implementando. Mendoza se encuentra entre las provincias más
impactadas por la destrucción de empleos y registra los índices más altos de subempleo
del país. Sin lugar a dudas, tal situación se relaciona con el deterioro de la economía
provincial que exhibe una catastrófica caída de la participación de nuestra provincia en el
PBI nacional y los más altos índices inflacionarios del país. Frente a ello, poco o nada ha
hecho el gobierno provincial. Las políticas de un presuntuoso “orden” administrativo y
financiero de Cornejo, nada han aportado a un verdadero proceso de desarrollo de
nuestra economía y nos dejarán un amenazante panorama de endeudamiento del Estado
provincial y paralización de la economía local.

En este contexto, quiero enfatizar dos preocupantes cuestiones que revisten especial
gravedad en nuestra realidad provincial: en primer lugar, la ausencia de políticas
provinciales para abordar la realidad de nuevas formas de trabajo, como las que
experimentan los trabajadores de la economía popular, por un lado, y quienes recurren a
nuevas modalidades de trabajo de plataformas de internet, por otro. Se impone al
respecto la necesidad de una presencia activa del Estado provincial para evitar nuevas
formas de explotación laboral contrarias a las más básicas normas del derecho del trabajo.
El reconocimiento y apoyo a las organizaciones de la economía popular resulta esencial en un contexto en el que la informalidad laboral se encuentra ampliamente extendida. Por
otra parte, se deben implementar medidas activas para garantizar salarios y condiciones
laborales dignas y ajustadas a la ley para los trabajadores de plataformas en internet,
especialmente convocantes de jóvenes desempleados.

En segundo lugar, resulta de enorme gravedad la situación de los trabajadores y
trabajadoras del Estado que están padeciendo políticas de estigmatización y precarización
sin precedentes. Al respecto quiero reiterar nuestra denuncia sobre las prácticas de
persecución política y sindical impuestas como práctica generalizada desde que Alfredo
Cornejo llegó a la gobernación. La injusticia y arbitrariedad se expresa especialmente en
los procesos de cesantías masivas que tienen como víctimas a trabajadores que son
perseguidos por sus ideas políticas o adscripciones gremiales. Al mismo tiempo, el
gobierno ha implementado concursos que, tras un barniz de imparcialidad, están
posibilitando la consolidación de una estructura militante del oficialismo en el Estado
provincial. Todo esto es concretado gracias a una política de terror impuesta a los
trabajadores estatales para evitar la denuncia de tales situaciones.

Frente a la crítica situación que vivimos en el país y en la provincia, el Partido Justicialista y el Movimiento Nacional Justicialista de Mendoza no pueden hacer otra cosa que acompañar comprometidamente y hacer propia la lucha y la movilización que, en defensa de su dignidad y sus  derechos, llevan adelante los diversos sectores representativos del trabajo y la producción.


El proceso electoral en marcha debe ser ocasión para que renovemos nuestro
compromiso con los trabajadores y trabajadoras de Mendoza. Desde el Partido
Justicialista de Mendoza, en tanto promotor y articulador del amplio frente “Elegí
Mendoza – Frente Político y Social”, expresamos nuestra alegría y satisfacción por el
categórico triunfo del peronismo y sus aliados en las elecciones municipales de los
departamentos de San Martín, Lavalle, Tunuyán y San Rafael. No tenemos dudas de que
esos triunfos denotan que hemos comenzado a dar vuelta la página en la provincia y que
significa la consolidación de las chances de que un gobierno con una fuerte impronta
popular gobierne nuestra provincia a partir del próximo 10 de diciembre. Como ha
ocurrido en la campaña para las PASO en esos cuatro municipios, la defensa de la cultura
del trabajo y la generación de trabajo y de condiciones favorables para la producción
estarán en el centro de nuestras propuestas de gobierno de cara a las elecciones provinciales. De esta forma, asumimos el compromiso de gobernar con, por y para la
mayoría de los mendocinos y mendocinas que hoy están padeciendo la crisis.


En el  Día de los Trabajadores y las Trabajadoras,  saludamos  a  los hombres y
mujeres que construyen la grandeza de la Patria y de nuestra Provincia, y
renovamos nuestro compromiso histórico con la construcción de una sociedad justa, libre
y soberana.   

Guillermo Carmona
Diputado de la Nación
Presidente del Partido Justicialista de Mendoza