España 1256 - Ciudad de Mendoza

El Justicialismo avanza en la construcción de una nueva política hídrica para Mendoza

Partido Justicialista de Mendoza

El Justicialismo avanza en la construcción de una nueva política hídrica para Mendoza

La comisión de Ambiente y Desarrollo Territorial de nuestro partido discutió los temas centrales de la distribución del agua en la provincia y fijó en un documento preliminar de analisis pautas para la construcción de una política de Estado sobre este preciado recurso.

Vivimos en un oasis natural y nadie puede dudar que el agua es el recurso natural más preciado por los mendocinos. Por esto, luego de priorizar la problemática hídrica de Mendoza tanto en su gestión como en su control, la Comisión de Ambiente y Ordenamiento Territorial del Consejo Tecnológico del Partido Justicialista avanzó en un conversatorio interno para analizar el escenario actual en referencia a la realidad hídrica y en pos de la construcción de una política provincial del agua. El conversatorio, con fuerte carácter formativo e informativo, permitió visibilizar el fondo de lo que ocurre, en la actualidad, con un bien de suma trascendencia y de condiciones tan particulares como lo es el agua en nuestra Provincia.

En este sentido, y con una presentación preparada por los especialistas en la materia Ing. José Pozzoli (subgerente del Centro Regional Andino-Mendoza del Instituto Nacional del Agua) y Mario Salomón, Magíster en Planificación y Manejo de Cuencas Hidrográficas quienes también participan activamente en dicha comisión, se visibilizaron datos crudos de la problemática y se trazaron lineamientos generales y particulares para un abordaje comprometido y responsable.

El cuadro de situación inicial, teniendo en cuenta la complejidad de la gestión hídrica local, fue el siguiente:

Presentados los ejes, los especialistas entraron en las tensiones y problemas concretos de la política hídrica de Mendoza. Así, entre las tensiones se señalaron: “La Incertidumbre en la disponibilidad de bien común, la inseguridad en la asignación de los recursos y deficiencia de servicios, los desequilibrios e inequidades hídricas y territoriales, los intereses económicos particulares y especulativos en el Desarrollo Territorial, la desconfianza de la ciudadanía a la administración, la discrecionalidad en el uso del agua y la tierra, el contrapunto modernización vs Tecnologías, la perspectiva global y local el manejo sectorial y gestión de la oferta, los feudos de poder y la existencia de un contrato social cerrado”.

Respecto a los problemas propiamente dichos, los responsables del conversatorio hicieron foco en:

  1. Gestión integral del agua ausente de la agenda política
  2. Modelo de gestión extemporáneo e ineficiente
  3. Perspectiva limitada en el cuidado o defensa del agua
  4. Oasis vs Áreas no Irrigadas o Urbano vs Rural
  5. Administración funcional a poderes de turno
  6. Gestión del agua y de la tierra en forma separada
  7. Desinversión de los sectores más afectados
  8. Escaso dialogo política y ciencia
  9. Fracaso de la gobernabilidad y gobernanza del agua
  10. Manifiesta debilidad de las organizaciones ante corporaciones

Como parte de una oposición crítica pero especialmente propositiva, la Comisión definió como desafíos, a partir de la exposición de Pozzoli y Salomón, la rediscusión de un nuevo contrato social y modelo de gestión que tenga una estrategia autosostenida de fortalecimiento e integración y que se proponga trabajar a partir de:

  1. Promocionar pequeños y medianos productores
  2. Agua segura para zonas rurales
  3. Caudales ambientales
  4. Proteger el oasis y configurar el banco de tierras
  5. Manejo conjunto de agua superficial y subterránea
  6. Gestión de la demanda hídrica
  7. Tratamiento y reúsos de efluentes sanitarios e industriales
  8. Rendimiento y productividad del agua
  9. Nexo Agua-Energía-Alimentos
  10. Tecnología e innovación nacional
  11. Plusvalías, externalidades, renta diferencial, subsidios, tarifas
  12. Triangulo virtuoso: Agua-Tierra-Producción

Para abordar los desafíos y atentos al impulso de la Comisión de un nuevo marco político, los especialistas destacaron el diálogo entre la ciencia y la política, la prospectiva y perspectiva multisectorial, la articulación de iniciativas estratégicas y la descentralización y modernización.

Finalmente, la Comisión decidió avanzar en la exposición de diversas experiencias territoriales que los compañeros y compañeras llevan adelante a lo largo y ancho de Mendoza en pos de la transición hacia un nuevo modelo de gestión ambiental que ponga a los mendocinos y mendocinas en el centro y establezca vínculos de respeto y armonía con el resto de los seres y servicios ecosistémicos que forman parte del territorio provincial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *